Elaboración

A finales de Agosto solemos empezar la vendimia y se prolonga durante los 45 días siguientes. La uva, toda ella de nuestra PROPIEDAD, lo que nos permite poderla controlar íntegramente, la recibimos en nuestras instalaciones al poco tiempo de ser recogida, y es tratada con moderna tecnología en equipos y envases totalmente de acero inoxidable.

Dependiendo del tipo, el proceso de elaboración es diferente. En los blancos se sigue un sistema tradicional en el que el mosto fermenta sin contacto con la pepitas y piel de la uva.

Por el contrario en los tintos los pigmentos colorantes que contienen los hollejos de la uva, son los que aportan el color, aromas y los taninos y antocianos, tan necesarios para la evolución posterior de los vinos.

 

Todos estos componentes los obtenemos gracias a la maceración entre el mosto y la piel de la uva, en unos depósitos auto-vinificadores, en los que mediante la fermentación, se transforma el azúcar de la uva en alcohol etílico y anhídrido carbónico, principalmente. 

Siguiendo con los procesos biológicos, el vino nuevo, una vez terminada la fermentación alcohólica, realiza la maloláctica que consiste en la transformación del ácido málico en láctico, dando una mayor suavidad a los vinos.

Durante el reposo de nuestros vinos en barricas y botellas, bajo un silencio estable y tranquilo, la evolución que siguen, obedece casi exclusivamente a procesos de oxidación y reducción, que dan la estructura y complejidad que exigimos a nuestros crianzas.

S.A.T. Nº 3.888 Virgen de Loreto 2017 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal